Saltar al contenido

Guía ¿Qué parrilla comprar?

guia para parrilla

Con el verano no hay mejor que invitar a los amigos y a la familia a una parrillada en el jardín de casa ¿Cierto? Es hora de saber cual es la parrilla ideal. Con la gran variedad que existe en el mercado esto te costara un poco, pero con estos prácticos consejos será mucho más fácil.

Parrillada según el tipo de combustible

A la hora de escoger una parrilla hay que tener muy presente que vamos a utilizar para cocinar la carne. Cada tipo es diferente, cuentan con una capacidad de calentar distinta y puede que alguna no sea práctica para tu estilo de cocinar a la parrilla.

Algunas son más sucias que otras y cambiara la terminación o el tiempo de cocción de la carne. ¿Qué tipos de parrillas podemos encontrar en el mercado?

Parrillas de carbón

Se puede decir que las parrilladas con carbón son la manera típica y tradicional de asar carne, además de un producto muy exitoso en el mercado. Quizás su punto de quiebre sea el encendido del carbón, algo ajeno a los novatos del asado de carne en parrilla.

a la parrilla como me gusta

Además es un proceso algo más lento. Pero hoy día tenemos encendedores de carbón, accesorios que facilitan enormemente la tarea de encender el fuego.

Son parrillas magníficas para los que quieren asar carne o verduras y quieran que adquieran ese sabor característico de las brasas, sin perder tiempo con la necesidad de tener disponible un suministro de gas butano o de energía eléctrica a la mano.

Otra ventaja es que existen modelos portátiles muy cómodos de usar como los modelos plegables o de sobremesa. De esta forma puedes llevarla a casa de un amigo o a un día de campo.

Parrillas de Gas

Un estilo de parrilla con sus ventajas y sus desventajas. Su característica principal y por la que es más reconocida es por la facilidad en el encendido y apagado del fuego.

guia de parrillas

Además, el arte de control la temperatura de cocción es tan fácil de sobrellevar que hasta un principiante de parrilladas lo llevara sin ningún problema, al mejor estilo de cualquier estufa de cocina.

Quedan perfectas en el exterior de la casa, sea en el jardín o la terraza, especiales a la hora de atender una afluencia importante de personas.

Lastimosamente son difíciles de transportar, algunas por su tamaño voluminoso y otras porque necesitan una conexión de gas butano constante para funcionar, eso implicaría cargar un cilindro de gas con todos los peligros que esto acarrea.

Parrillas para Leña

De la misma forma que sucede con el carbón, la leña es una de las fuentes más buscadas a la hora de encender el fuego para un asado. Estas dan un gran sabor a las comidas, con un buen punto de cocción, un aroma espléndido y un sabor ahumado que da ese toque tradicional a cualquier preparación que ejecutes.

parrilla con leña

Pero no son ideales para cualquiera persona. La leña tiene la particularidad de entregar mucho calor y resulta difícil controlar el fuego. Debido a esto es mejor dejar este tipo de parrilladas en manos expertas y profesionales.

Parrillas eléctricas

¿Tienes un toma corriente fuera de casa?, vamos a aprovecharla. Son bastante fáciles de utilizar y lo mejor, ocupan menos espacio que otras parrillas. Además también puedes usarlas dentro de casa.

parrillas con electricidad

Todos aquellos que quieran practicarse en el mundo de la cocina con parrilla, este es el artilugio ideal. La temperatura se puede regular a voluntad, muy seguramente no darán ese toque tradicional y ese sabor único que dan el carbón y la madera pero son incomparablemente prácticas.

¿Una parrillada fija o portátil?

Entendiendo y sabiendo de los tipos de parrillas disponibles en las tiendas es hora de decidir ¿Quieres una parrilla para salir de viaje con ella o eres de los que prefiere una comida cocinada en casa? Según tus preferencias te puedes decantar por un modelo u otro.

Digamos que tienes el espacio suficiente en el jardín de casa y quieres hacer una parrillada para toda la familia ¿Por qué no escoger una parrilla de obra? Seguramente es más costoso que una parrilla de hierro o portátil, pero su mantenimiento es mucho más práctico y sencillo.

Además son muy versátiles, por lo que podrás cocinar con leña, carbón o a gas. No podrás sacarla de casa pero no hay mejor opción para compartir con la familia de una cocina típica en el jardín y organizar reuniones o fiestas.

Ahora si eres de los que gustan de los días de campo o dispones de un amigo que guste de la carne asada la situación es diferente. En este caso te aconsejamos optar por una parrilla eléctrica, y mejor aún de leña y carbón.

Aunque debes tener presente que el caso de querer una parrilla eléctrica, necesitas disponer de una conexión eléctrica, o en su defecto de una extensión para acomodarla al aire libre.

Si tus opciones restantes son las parrillas que utilizan leña o carbón, debes saber que aunque parezcan un mismo articulo, son diferentes. Estas dos entregan mucho calor, por lo que el material de fabricación debe ser de buena calidad para que no se deformen ante altas temperaturas. Una pequeña parrilla de este estilo es perfecta para cocinar fácilmente para 6 a 8 personas, según el tamaño de las porciones.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una parrilla?

Valora los factores principales que determinaras a la hora de comprar una u otra parrilla, una vez los tengas resueltos la decisión será mucho más fácil.

Espacio disponible

Muchas personas se hacen de una parrilla para asados sin discernir del espacio del que disponen para acomodarla. Una parrilla que funcione con gas no es práctica para un pequeño jardín y las parrillas de obra tomaran el protagonismo completo de todo el espacio.

parilladas de ladrillo

Si dispones de poco espacio, lo mejor será hacerte de una parrilla que funcione con electricidad o con carbón. Son de poco tamaño y ocupan casi nada de espacio.

También la gran mayoría de estos modelos se pueden desmontar o plegar, por lo que una vez limpias de residuos de combustible y comida podrás guardarlas en cualquier parte de casa.

Si por el contrario dispones de un jardín amplio podrás acomodar fácilmente una que funcione con gas y aún mejor, una parrilla hecha de ladrillos.

La ubicación es indispensable

Tener presente donde la vas a ubicar es tan importante como conocer del espacio del que dispones. Ten en cuenta que una parrillada en su máximo esplendor genera mucho humo y este puede colarse dentro de casa. Por lo tanto es fundamental que la parrilla no se encuentre muy cerca o en contacto con puertas y ventanas.

cocinar parrillada

Tampoco debe estar cerca de plantas y arboles o materiales inflamables, una pequeña chispa que salte de la parrilla podría provocar un incendio voraz. Una idea original es colocarle una campana a la parrilla de ladrillo, así dirigirás el humo directamente para arriba.

En caso de no ser una opción asequible entonces hazte a una de carbón o eléctrica y ve probando ubicaciones hasta que des con el punto perfecto, así como en la cocina de la carne.

¿Cuánto dinero gastaras?

Es lo más trascendental ¿De qué presupuesto dispones para gastar en hacerte de una parrilla? Si dispones de poco dinero, una parrilla que funciones con carbón o leña son las opciones más económicas.

parrillada facil

Por el contrario, si tienes suficiente dinero para gastar, construir una parrilla de obra o hacerte a un equipo con gas serán la mejor opción, dispondrás de diferentes formas para cocinar. Modelos mucho más durables y más limpias.

¿Cómo quieres tu asado?

No a todos les gusta la comida según el tipo de herramientas y combustibles que se usan para prepararlas. En el caso de las preparaciones de carne hechas con leña y carbón, esta queda muy jugosa por dentro y un poco más seca en el exterior.

salchicha a la parrilla

Por el contrario, las parrillas que utilizan gas o electricidad entregan la misma cocción que las estufas en la cocina de la casa. Debido a esto, la carne tendrá un mejor toque por dentro aunque con un sabor algo diferente al estilo tradicional. Según como te gusté el sabor de la carne, debes elegir un modelo u otro.